lunes, 19 de enero de 2015

27 DE FEBRERO DE 1989: EL CARACAZO

Fue una respuesta espontánea ante la grave crisis económica y política del país iniciada el 27 de febrero de 1989. En ese momento Carlos Andrés Pérez iniciaba su segunda presidencia y anunciaba la puesta en marcha del llamado “paquete económico”, con medidas neoliberales que significaban mayor pobreza y miseria para el pueblo venezolano.

La rabia contenida durante muchos años hizo explosión en las principales ciudades del país y las protestas y saqueos se hicieron incontrolables.

Los índices de pobreza en el país habían crecido de manera alarmante. Para 1989 más del 60 % de la población era pobre. La fuerza laboral campesina se redujo al 10% y, en sólo tres años, 600 mil personas emigraron a las ciudades.

Los trabajadores informales aumentaron. La clase obrera industrial disminuyó ante la privatización parcial o total de sectores como las telecomunicaciones, los puertos, el petróleo, el acero y las líneas aéreas, entre otros.

El gigantesco endeudamiento con la banca internacional convertía a Venezuela en una sociedad de esclavos.

El día 28, el presidente Pérez, reunido en Consejo de Ministros, ordenó a la Guardia Nacional y al Ejército reprimir los disturbios.

Decretó el estado de emergencia, previsto en el artículo 240 de la Constitución de 1961, quedando suspendidas algunas garantías constitucionales durante los 10 días siguientes.

Garantías suspendidas: libertad y seguridad personales, inviolabilidad del hogar, libertad de tránsito, libertad de expresión, derecho de reunión y derecho de manifestación.

El martes 28 por la noche, comenzó el toque de queda más cruento de la historia de Venezuela. Aún no se conoce el número de personas asesinadas por las fuerzas del orden, pero extraoficialmente se calculan entre 300 y 1000 muertos.

A pesar de la represión desatada contra el pueblo, este no detuvo su aspiración de transformar su realidad. Por eso apoyó la insurrección militar del 4 de febrero de 1992, liderada para entonces por el teniente-coronel Hugo Chávez Frías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario